Estos son los siete afortunados que se han reunido con sus familias en la primera quincena de mayo. Por desgracia, estas alegrías van acompañadas de la preocupación de que el resto también consiga estar con una familia adoptiva.